Principal
CONVENIO INAH-SANTA MARIA CUQUILA REABILITACION MUSEO.
PROYECTO REHABILITACIÓN MUSEO COMUNITARIO CUQUILA
PROYECTOS CON SANTA MARÍA NATIVITAS, MIXTECA ALTA
ENTREGA DE COPIAS DE CODICES
ENTREGA DE MUEBLES KINDER PLAN DE GUADALUPE Y ESCANDABA
ORGANIZANDO ARCHIVOS
PROYECTO USTILAGO (HUITLACOCHE)
HOMBRES DE MAÍZ EN YUTENINO, ENERO 2012
YUTENINO 2012
CARTAS DE APOYO A PROYECTOS DE SANTA MARIA CUQUILA
HISTORIA LOCAL Y POLITICA
PROYECTO DE Y PARA LA COMUNIDAD
BREVE RECORRIDO HISTÓRICO
CONVENIO CON EL GOBIERNO DEL ESTADO
SITIO ARQUEOLÓGICO
MAPAS y CÓDICES
AVANCES RESTAURACION IGLESIA 2012
IGLESIA
COMUNIDAD
TALLER FRÍJOL
A CERCA DE LA AUTORA
ABOUT THE AUTHOR OF THIS PAGE
GLOBAL PROJECT ENGLISH
PUBLICACIONES RECIENTES
ALGUNAS PUBLICACIONES
NOTICIAS
SITIOS RELACIONADOS
LOCALIZACION
CURSO DE VERANO JUNIO 2011
CLINICA
BIBLIOTECA
ESCUELA PRIMARIA
TIENDA DE ARTESANIAS
TIENDA COMUNITARIA CONASUPO

 

PROYECTO DE Y PARA LA COMUNIDAD INDIGENA

 

 

APOYO PARA LA REGIÓN DE SANTA MARÍA CUQUILA, TLAXIACO, OAXACA EN LA MIXTECA ALTA.

 

                                               

La Mixteca Alta se encuentra en el Estado de Oaxaca, es una región montañosa con escasos  valles y tierras muy secas. Asimismo, el grueso de la población es indígena, lo cual conlleva que en la mayor parte de los municipios y pueblos de esta región se rijan por un complejo sistema jerárquico de gobierno muy tradicional. La lengua que se habla en esta región es el mixteco, una lengua tonal perteneciente al grupo otomangue. Los mixtecos se reconocen en su lengua como Ñuu Savi, que se puede traducir como “gente de la lluvia” e incluso como “gente del Dios de la lluvia.” Los mixtecos tienen una especial devoción a las deidades de la lluvia, es sin duda uno de los pueblos de tradición mesoamericana más importantes, con una cultura de hondas raíces históricas. 

 

Resumen

El presente proyecto pretende consolidar una propuesta integral y alternativa para los pueblos y comunidades indígenas de la Mixteca Alta  que ayude a mejorar la economía indígena.

El proyecto prevé tres acciones a realizarse en la Mixteca Alta, zona de alta marginalidad y altos índices de pobreza. La primera acción es la transferencia tecnológica de frijol modificado para resistir condiciones de estrés hídrico. Esta acción se prevé complementar complementa con talleres de capacitación sobre el uso de estos materiales genéticos mejorados, el uso de bioinoculantes y de maquinaria de preparación de la tierra.

La segunda acción ataca problemáticas de salud presentes en la región de la Mixteca Alta donde se construirán baños y estufas ecológicas que beneficiarían a un total de 435 familias mixtecas y triqui de la zona solucionando problemas sanitarios y respiratorios.

Por último, el proyecto busca impulsar el turismo como actividad económica alternativa al construir en Santa María Cuquila un sitio ecoturístico que funcionará como polo de atracción turística ofreciendo servicios de alojamiento y alimentación.

El proyecto pretende, de esta forma utilizar recursos culturales y humanos buscando mejorar la economía indígena aprovechando su organización social y política

 

Fundamentos del Proyecto

Las comunidades y municipios de la región de la Mixteca Alta, están considerados por el Consejo Nacional de Población (CONAPO) como de alta marginalidad, además en esta región encontramos una población con niveles de alta pobreza.

Es una región pobre en lluvias y es la más alta meseta que rodea al Nudo Mixteco, en un sector en el que mayor predominio tiene los suelos calcáreos, que acentúan la aridez por su gran permeabilidad. La región de la Mixteca Alta se caracteriza por sus hondonadas, valles y cañones respaldados por altas montañas.

En la región se siembra principalmente maíz y fríjol. Sin embargo, tiene una endémica carencia de agua limitando la productividad de la zona ya que las sequías en la canícula (julio-agosto) son nocivas para estos cultivos. Además, sus siembras sólo se pueden dar mediante la utilización del abono, sin embargo actualmente el precio de este fundamental elemento para la agricultura de la Mixteca Alta, es exorbitante para los campesinos que no pueden comprarlo. Debido a estas condiciones, la Mixteca Alta es una región de alta marginalidad y pobreza, con un sector muy alto de su población en edad de trabajar que emigra a la Ciudad de México y a los Estados Unidos.

 

Este proyecto se centra en la resolución de algunos problemas que afectan a la región indígena de la Mixteca Alta. A partir de un cuidadoso análisis hemos podido centrar estos problemas en tres áreas importantes.

·   El desarrollo de cultivo de fríjol con resistencia a sequías y que no requiera de fertilizantes para poder sembrarlo en un área experimental de dos hectáreas.

·    La persistencia de enfermedades gastrointestinales y del sistema respiratorio.

·    La presencia de una rica historia y cultura con diversos asentamientos prehispánicos poco conocidos y un número importante de iglesias y conventos coloniales que están siendo restaurados por el INAH.

 

En la región existen cerca de 4,000 comuneros, la mayoría dedicados al cultivo del fríjol y sus familias dependen de la productividad del mismo para su bienestar. Sin embargo, desde hace varios años no logran tener cosechas de maíz y fríjol (su producción principal) suficientes para cubrir las necesidades básicas de auto consumo. Para resolver este problema, los doctores Beatriz Xoconostle y Roberto Ruiz Medrano del Cinvestav desarrollaron nuevas variedades de fríjol tolerantes a sequías que pueden ser transferidos en la zona.

Para hacerlo, el proyecto busca preparar, junto con campesinos de la zona, dos hectáreas donde se puedan propagar las variedades Pinto Zacatenco I y Pinto Zacatenco II que pertenecen a la raza de frijol Durango. En estas hectáreas se utilizarán 8 Kilogramos de semilla preseleccionada por tamaño, que será depositada por sembradores mecánicos. Se emplearán surcos poco profundos para permitir la germinación homogénea de las semillas. Además, durante este proceso de germinación se adicionarán a la tierra los siguientes bioinoculantes: endomicorriza Glomus intraradices, Rhizobium etli y Frankia spp.

El suministro de agua se realizará a capacidad de campo dos veces a la semana por tres semanas para el establecimiento de la planta. Posterior a la emergencia, se evaluará en campo la capacidad fotosintética y la aparición de posibles síntomas de déficit de minerales. Se realizarán dos fertilizaciones con micro y macroelementos, una en crecimiento vegetativo (25-35 días) y durante la etapa de floración para favorecer el llenado de grano.

Los ensayos en las parcelas experimentales tendrán un importante impacto tecnológico ya que permitirán estimar los rendimientos que ya han sido observados a nivel invernadero, asimismo, permitirá introducir el uso de variedades con características más adaptadas a estrés hídrico. Asimismo, se instruirá en el uso de maquinaria de preparación de la tierra, sembrado, desyerbado, riego y cosecha mecánicos.

Por ello, los desarrollos tecnológicos que emanaran del proyecto traerán un beneficio directo para los productores y sus familias. De la misma importancia de los aumentos en el rendimiento, será el incremento de la calidad del grano de fríjol de las nuevas variedades. La actividad agrícola proveerá de un trabajo a los productores con cosechas utilizables para autoconsumo.

Aunados a los problemas productivos y de carestía de agua en la zona, en la región de la Mixteca Alta, dos son los principales problemas de salud: las enfermedades gastrointestinales y las enfermedades del sistema respiratorio. Las primeras están relacionadas con la falta de agua, con el mal manejo de los residuos humanos y la falta de instalaciones adecuadas para este fin.

La mayor parte de las casas de estas comunidades y municipios no cuentan con infraestructura sanitaria y es común el uso de letrinas a cielo abierto, las cuales representan un constante problema de salud debido al contacto de los residuos con el medio exterior y la propagación de enfermedades por el viento o por los animales que ingieren o pisan los desechos.

Por otra parte, en los hogares de la Mixteca Alta, según el INEGI, el 90% de los hogares utiliza leña para cocinar en fogones abiertos o de tres piedras, cuyo humo causa graves lesiones oculares y es responsable muchas enfermedades respiratorias.

Estas problemáticas pueden solucionarse mediante la construcción de 110 baños secos y de 325 estufas ahorradoras de leña en la región de la Mixteca Alta. Los primeros solucionarían la falta de infraestructura sanitaria de la zona, así como la presencia de letrinas a cielo abierto (que tienen el potencial riesgo de propagar enfermedades). Este es un sistema de tratamiento de excretas y orina basado en la separación de los mismos que después de un tratamiento adecuado pueden ser utilizados como abonos naturales. Es una tecnología que no representa grandes costos y cuyo beneficio puede repercutir directamente en la salud de la población.

Por otra parte, el segundo problema de salud pública en las comunidades de la Mixteca Alta tiene que ver con problemas respiratorios, problemas que están muy vinculados a la ingesta directa de humo durante la cocción de alimentos en fogones tradicionales a cielo abierto donde mujeres y niños pequeños son los más afectados. La implementación de estufas ahorradoras de leña reduciría la emisión de los gases tóxicos, y también representa una alternativa real para crear conciencia ambiental y minimizar el consumo de leña.

Creemos, por último que un abordaje integral a las problemáticas de la región debe integrar su rica tradición histórica, cultural, etnográfica y lingüística que se remonta a la época prehispánica. Actualmente, son pocos los visitantes que llegan a esta región, en parte debido a que existe poca información acerca del potencial turístico de esta región. Algunas comunidades como Santa María Cuquila, San Martín Huamelulpan San Andrés Chicahuaxtla y San Juan Mixtepec cuentan con interesantes zonas arqueológicas, iglesias y conventos coloniales así como con museos comunitarios.

Para promover y ubicar a la Mixteca Alta como zona turística, se propone crear un sitio ecoturístico en el poblado de Santa María Cuquila. Esta comunidad está ubicada al suroeste de la Capital del estado, a una altitud de 1,225 metros enclavada en la región Mixteca.

 

Cuenta con un clima templado subhúmedo con lluvias en verano, en el invierno puede llegar a tener temperaturas a 0º e inclusive grados bajo cero, contando con una temperatura promedio mensual a los 18º C.

Este pueblo ofrece condiciones inmejorables para este desarrollo ya que tiene un magnífico sitio arqueológico del Periodo Clásico (2000 años de antigüedad) y una bella iglesia colonial del siglo XVI con importantes altares del siglo XVII y XVIII. Además, la población se encuentra a orillas de la carretera principal que conecta la Mixteca Alta con la costa y por la cual transitan numerosos transportes públicos y privados.

Asimismo, los poblados en los cuales se ubican estos magníficos conventos e iglesias también se verán beneficiados con el proyecto ecoturístico, especialmente Cuquila se beneficiará de manera directa ya que les permitirá mantener una fuente de empleo y conservar las tradiciones de la Mixteca.

Para nuestro proyecto los arquitectos Daniel Filloy y Héctor Hernández del Taller Max Cetto de la Facultad de Arquitectura de la UNAM han desarrollado un proyecto ecoturístico que contempla la reedificación del Museo Comunitario, un restaurante con huerta, tienda de artesanías, cuatro cabañas y una caseta de información.

 

Experiencia en la zona y compromiso local

El proyecto pretende consolidar una propuesta integral y alternativa para los pueblos y comunidades indígenas de la Mixteca Alta que ayude a mejorar la economía indígena. Nuestra propuesta parte del detallado conocimiento que nuestro equipo de trabajo tiene de la región por lo que es importante señalar que la población en esta parte de la Mixteca Alta asciende a poco más de 23,000 habitantes.

Esta población representa una fuerza de trabajo importante para este proyecto, ya que todas las comunidades de esta región tienen como parte de sus usos y costumbres tradicionales el llamado “tequio”. Este es un trabajo voluntario por parte de los pobladores para realizar distintas faenas de campo y civiles que coadyuven a la mejora de las condiciones de sus comunidades. Asimismo, trabajan de manera colectiva y organizada en los llamados comités, los cuales están conformados por pobladores –hombres y mujeres- que se responsabilizan de manera voluntaria en el cuidado de la infraestructura con la que cuentan sus comunidades.

En este sentido todas las comunidades que abarca este proyecto cuentan con una población dispuesta a trabajar de manera voluntaria y organizada para incorporar mejoras a sus pueblos. Específicamente, tenemos el compromiso de las autoridades de Santa María Cuquila de coadyuvar en todo lo que puedan para el desarrollo del proyecto y en enseñar y diseminar los beneficios del mismo por los pueblos que conforman su región.

El proyecto está a cargo de la Dra. Ethelia Ruiz Medrano, investigadora de la Dirección de Estudios Históricos del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH). La Dra. Ruiz Medrano ha colaborado con la comunidad en la recuperación de su rica historia documental transcribiendo y recuperando documentos históricos tanto propios como aquellos encontrados en el Archivo General de la Nación (AGN), en el Registro Agrario Nacional (RAN), en el Registro Agrario de Oaxaca, en el Archivo Judicial de Oaxaca (AGPEO) de Oaxaca y en el Archivo de Tlaxiaco, distrito al que pertenecían. Asimismo, les ha apoyado para encontrar sus títulos primordiales la creación de una tienda de artesanías y la firma de un convenio con el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) para restaurar su zona arqueológica y la bella iglesia colonial que tienen y el mejoramiento de su Museo Comunitario.

Gracias a su trabajo en Cuquila se le otorgó una de las prestigiosas becas Guggenheim para la Convocatoria de América Latina en 2006 con la cual elaboró el libro: Mexico´s Indigenous Communities: Their Lands and Histories, 1500 to 2010 publicado por la University Press of Colorado y Boulder.

Las tres líneas de trabajo planteadas en el proyecto correrán a cargo de reconocidos especialistas. La Dra. Beatriz Xoconostle investigadora del CINVESTAV, México, D. F sería la responsable de la aplicación biotecnológica del cultivo del fríjol. La doctora Xoconostle Cázeres ha destacado por sus contribuciones en microbiología y biología vegetal, haciendo uso de herramientas como la bioquímica y biología molecular. Junto con el Dr. Roberto Ruiz Medrano realiza estudios de genómica funcional en cultivos en situaciones de estrés hídrico.

Tanto la Dra. Beatriz Xoconostle como el Dr. Roberto Ruiz, junto con un estudiante de posgrado realizarán para nuestro proyecto parcelas demostrativas ciclos P-V y O-I en dos hectáreas de la población de Santa María Cuquila. Asimismo realizarán un taller de capacitación con los campesinos de la Mixteca Alta.

La instalación de baños secos y estufas correrán a cargo del veterinario León Alberto Pérez Manzanera y la pasante en Biología Andrea Moctezuma quienes han vivido por tres años consecutivos en la Mixteca Alta desarrollando varios proyectos como parte del proyecto de Conservación, Identidad y Desarrollo Comunitario UAM-INAH. En diversas comunidades de la Mixteca Alta dieron asesorías técnicas en diferentes comunidades de Oaxaca para el aprovechamiento sustentable de los recursos naturales bajo las áreas de apicultura, ovinocultura, piscicultura, ecotecnias y baños ecológicos.

Finalmente los Arquitectos Daniel Filloy Ring y Héctor Hernández Carrillo del Taller Max Cetto de la UNAM estarían a cargo de la parte del proyecto que abarca la construcción del sitio ecoturístico. Ellos han diseñado, junto con un grupo de sus estudiantes de arquitectura, un proyecto ecoturístico en Santa María Cuquila.

Ambos arquitectos tienen experiencia en el diseño, construcción y manejo de sitios ecoturísticos en regiones indígenas de Oaxaca. Durante un año ambos arquitectos trabajaron con su grupo de estudiantes en el diseño del proyecto, los planos y análisis de materiales constructivos regionales de la Mixteca Alta. En su completo proyecto arquitectónico de ecoturismo contemplan contribuir a la generación de una derrama económica que permita a diversos pobladores de la región de la Mixteca Alta obtener una mejoría en su calidad de vida y a la vez mantener vivas las construcciones artesanales del pueblo de Santa María Cuquila.

 

La última actualización de este sitio fue el: 12 de julio de 2014